Marmitako

Compartir esta receta

¿Buscas una receta tradicional y con fundamento? El Marmitako es un plato muy sencillo y de los más populares de la gastronomía vasca. Además de ser una receta saludable, solamente te llevará 20 minutos. Te lo contamos en tres pasos.

El Marmitako es un guiso cuyos ingredientes principales son el atún y las patatas, y se acompañan de verduras como la cebolla o los pimientos.

Este plato es perfecto para esta época de frío en la que entramos. ¡Recuerda servirlo caliente y con cuchara! También puedes servirlo en una cazuela de barro, como lo hacen en algunos lugares del País Vasco.

No te pierdas detalle de cómo se hace esta sabrosa receta con nuestros Dados de Atún de Aleta Amarilla Marinados Congelados Koldfin. ¡On egin!

Ingredientes ( 4 min pax)

  • 2 pack de Dados de Atún de Aleta Amarilla Marinados Congelados Koldfin
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 4 tomates
  • 500 ml de fumet
  • 1c.c carne de ñora
  • 1c.c pimentón picante
  • 2 patatas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • perejil
  • 400 ml agua
  • Dificultad Baja
  • Tiempo total 30 min
  • Comensales 4

Paso a paso 1/4

Corta las verduras y sofríelas en una olla precalentada con aceite de oliva. Empieza con la cebolla y el ajo.

Paso a paso 2/4

A continuación, añade los pimientos y sofríe hasta dorar. Agrega la carne del pimentón y remueve hasta que se integre con las verduras. Añade los tomates al sofrito y deja sofreír hasta que se evapore el agua de los tomates.

Paso a paso 3/4

Una vez listo el sofrito, añade el fumet y el agua. Seguidamente, agrega las patatas peladas y cortadas previamente. Cuanto más grandes sean los trozos, más cocción necesitarán. Deja hervir durante 15 minutos aproximadamente.

Paso a paso 4/4

Pasados los 15 minutos, agrega los dados de atún y tapa la olla. Deja reposar durante 2 minutos, ¡y a servir!

Un plato con mucha historia

El Marmitako servía para alimentar la tripulación de los barcos pesqueros vascos. Por eso se acompañaba de patatas, ya que eran una de las pocas materias primas que tenían. Ahora puedes convertirlo en un plato de alta gama con nuestro atún de aleta amarilla.