La importancia de la Pesca Sostenible para cuidar la salud de nuestros océanos

Compartir artículo

Pescar de un modo sostenible no es una opción, ¡es nuestro deber! Te lo explicamos todo sobre cómo cuidar nuestros océanos.

¿Sabías que, según las Naciones Unidas, más de 3.000 millones de personas dependen de los océanos como fuente principal de proteínas? ¿Y que la pesca marina emplea directa o indirectamente más de 200 millones de personas?

El mar es la mayor fuente de vida de nuestro planeta, pero sus recursos no son ilimitados. Las prácticas de pesca pueden dañar la biodiversidad marina. La desaparición de especies no solo supone una tragedia para el ecosistema marino, sino que también pone en peligro el estilo de vida de los millones de personas que viven de la riqueza de nuestros océanos. La solución: la pesca sostenible. Te contamos cuáles son sus 7 características principales.

¿Cuándo podemos considerar que un método de pesca es sostenible?

La agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura (FAO) ha resaltado la importancia de llevar a cabo métodos de pesca sostenible, con beneficios sociales, económicos y medioambientales, fundamentados en el código de conducta para la pesca responsable de la FAO. Algunas de las medidas más destacadas del código de conducta son:

  1. Evitar el exceso de capacidad de pesca y asegurar que la explotación de las poblaciones continúe siendo económicamente viable.
  2. Que las condiciones económicas en las que las industrias pesqueras operan promuevan la pesca responsable;
  3. Tener en cuenta los intereses de los pescadores, incluidos los que practican la pesca de subsistencia, artesanal y en pequeña escala;
  4. Preservar la biodiversidad de los hábitat y ecosistemas acuáticos y se protejan las especies en peligro;
  5. Permitir la recuperación de las poblaciones agotadas o, cuando proceda, se intervenga activamente para restablecerlas;
  6. Evaluar y, cuando proceda, corregir el impacto ambiental negativo sobre los recursos provocado por la actividad humana.
  7. Reducir al mínimo la contaminación, los desperdicios, los descartes, las capturas por artes de pesca perdidos o abandonados, las capturas de especies que no son objeto de la pesca, tanto de peces como de otras especies y los efectos sobre las especies asociadas o dependientes. Para ello se aplican medidas como el perfeccionamiento y la utilización de artes y técnicas de pesca selectivas rentables e inofensivas para el medio ambiente.

Pesca de cerco, un arte de pesca respetuoso

El cerco se emplea en aguas abiertas, y su objetivo es la captura de grandes bancos de peces. Con una enorme red que puede llegar a más de 1 km de longitud, se rodea con lanchas los bancos de peces y se cierra por la parte inferior, dejando los pescados en su interior.

Este arte de pesca permite limitar el riesgo de encontrar especies indeseadas entre las capturas. Además, al realizarse en mar abierto, las redes no dañan el fondo marino, y así se impide que se dañe el hábitat natural de las especies marinas.

Nuestro partner de pesca sostenible: Pesca Azteca

La pesca de cerco es uno de los métodos de pesca más responsable, pero sin tomar las medidas adecuadas, sigue sin poderse considerar sostenible.

Pesca Azteca es una pesquera mexicana con la mayor flota atunera de Latinoamérica. Están especializados en la pesca de atún de aleta amarilla en cerco MSC y Dolphin Safe AIDCP. Ambos sellos tienen un reconocimiento internacional debido a su alta rigurosidad. Y gracias a su método de pesca sostenible, acercamos el pescado congelado de alta gama a las cocinas de todos los hogares.

Pesca Azteca adquiere el estatus de sostenible mediante su objetivo: la búsqueda y captura de atún maduro, a modo de facilitar su adecuada reproducción. Además, durante la pesca, se destinan recursos para proteger otras especies que puedan quedar atrapadas en sus redes. Todas sus embarcaciones cuentan con un equipo de buzos especializados, dedicados al rescate de tortugas y delfines apresadas en las redes. Para garantizar la transparencia del proceso, un supervisor independiente está presente en cada navío para comprobar que ningún delfín salga dañado.